Ley enviará a prisión a quien hable mal de un musulmán

ALEMANIA.- En una campaña coordinada y realizada en 14 estados, la policía alemana visitó la semana pasada las casas de 36 personas. Se les acusa de hacer “posturas de odio” en las redes sociales, incluyendo amenazas, coacción e incitación al racismo. Se tomaron testimonios y se hicieron notificaciones, pero nadie fue arrestado, relata el New York Times.

Según la Oficina Federal de Policía Criminal, la mayoría de lo que se publicó eran incitaciones de motivación política. Los policías realizaron encuestas domiciliarias e interrogatorios. Pero las investigaciones también llevaron a dos personas acusadas de contenido extremista de izquierda, así como a una persona acusada de hacer amenazas o acoso en base a la orientación sexual.

“La incidencia aún alta de las entradas de odio punibles muestra una necesidad de acción policial”, defendió en un comunicado Holger Münch, presidente de la Oficina Federal de Policía Criminal. “Nuestra sociedad libre no debe permitir un clima de miedo, amenaza, violencia criminal y violencia en la calle o en Internet”.

El mayor objetivo de estas entradas son los refugiados islámicos, aunque hay casos de divulgación del ideal nazi. En 2016, la policía visitó la casa de 60 personas por los mismos motivos. La acción policial de este año ocurrió mientras los alemanes están debatiendo la propuesta de una nueva ley de medios sociales, destinada a reprimir el discurso de odio. Para una serie de expertos, se trata de una medida inconstitucional.

La medida, defendida por el ministro de Justicia, Heiko Maas, costaría a Facebook, Twitter y otras redes sociales hasta 53 millones de dólares si no logran quitar el discurso del odio y otras formas de contenido ahora considerado ilegal”.

De acuerdo con el derecho alemán, los usuarios de redes sociales están sujetos a una serie de sanciones al publicar material ilegal, que incluye hasta una pena de prisión de cinco años por incitación al odio racial.

El proyecto defendido por el gobierno alemán asegura que las redes necesitan ofrecer un servicio de reclamación fácilmente disponible para posturas que puedan ser amenazas, discurso de odio, difamación o incitación para cometer un crimen, entre otras ofensas.

Los medios sociales tendrían 24 horas para excluir “contenido obviamente criminal” y hasta una semana para decidir sobre casos “ambiguos”. La ley, aprobada en primera instancia en abril, podrá imponer multas tan pronto como sea sancionada.

De acuerdo con un reciente estudio del gobierno, Facebook eliminó sólo el 39% del “discurso de odio ilegal” dentro de las 24 horas en enero y febrero. La empresa había firmado un código de conducta en 2015 comprometiéndose a seguir este estándar. Twitter ha eliminado sólo el 1 por ciento.

“Estamos decepcionados con los resultados”, dijo Klaus Gorny, portavoz de Facebook, en un comunicado sobre el estudio. “Tenemos reglas claras contra el discurso del odio y trabajamos duro para mantenerlo fuera de nuestra plataforma”.

Bernd Holznagel, profesor de la Universidad de Münster y uno de los expertos escuchados por el congreso alemán, apuntó al menos dos violaciones constitucionales a la libertad de expresión. “Nuestro tribunal constitucional no permitirá tal estatuto”, dijo Holznagel. “Hay incentivos para sacar contenido si hay alguna duda, pero ¿y los derechos de quien publica el contenido?”, Cuestiona.

Christian Mihr, otro panelista y director gerente de Reporteros sin Fronteras, dijo que la ley transferirá indebidamente la autoridad del sistema de justicia de Alemania para empresas como Facebook y Twitter.

Inteligencia artificial

Facebook ya colabora, en Alemania y Francia, con lo que se llama Iniciativa Online de Coraje Civil (OCCI en la sigla original). Se trata de una campaña de concientización que pretende “combatir el extremismo”.

Sheryl Sandberg, directora de operaciones de la red social, dijo: “No hay lugar para el odio o la violencia en Facebook. Utilizamos tecnología como la Inteligencia Artificia para encontrar y remover y mantener contenido extremista fuera de nuestra plataforma.

Curiosamente, Fiyaz Mughal, líder de la Iniciativa de Combate al Odio Anti-islámico, uno de los fundadores de la OCCI, conmemora: “Esta iniciativa es muy necesaria, ya que una gran cantidad de material en línea puede ser ofensivo y a veces estimular el odio, Aunque no ofrezca base para la acción jurídica. Estamos en una batalla por corazones y mentes y esta iniciativa es una herramienta para movilizar la enorme fuerza para el bien que está en las comunidades”. Con información Sky

La entrada Ley enviará a prisión a quien hable mal de un musulmán aparece primero en Noticias Cristianas Evangélicas.


Source: noticiacristiana.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.